Archivo de la etiqueta: tejido adiposo

¿Por qué comiendo la mitad de lo que otros comen subo el doble?

Lo primero es comprender que tu sobrepeso u obesidad no tiene su origen en tu fuerza de voluntad, ni en tus hábitos alimentarios o de actividad física, ni en la falta de información sobre las calorías que se come o gasta; todo lo anterior es muy importante, pero no solucionará  el Sobrepeso-obesidad (décadas de intentos fallidos parecen comprobarlo).

El Verdadero Origen

El verdadero origen de tu sobrepeso-obesidad parece estar en la neuroquímica, que explica tu conducta con la comida. Una verdad más que evidente, es que no todas las personas que hacen dieta tienen ansiedad por los dulces y harinas, ni todas se estancan; tampoco todas comen cuando están deprimidas.

Entonces, ¿Cuál es el secreto? ¿Porqué comiendo lo mismo subo el doble de peso?

¿Con frecuencia sientes que la comida es como la medicina que te calma o reanima en momentos de estrés o tristeza? O tal vez que no comes en exceso y sin embargo tu peso sigue subiendo?

Todo esto se produce por alteraciones en la dopamina, serotonina, insulina, cortisol, leptina, adrenalina, noradrenalina, GABA y colecistoquinina. La relación entre estas y otras hormonas influyen de manera directa sobre tu hambre y velocidad de metabolismo. Si tu ánimo depende de la comida son por alteraciones en la dopamina, serotonina y/o GABA y si eres de las personas que a pesar de comer poco, todo lo convierten en grasa, eso se debe a alteraciones en la sensibilidad a la insulina y/o deficiencia de Leptina.

 

Por qué comiendo la mitad de lo que otros comen subo el doble

¿En qué momento empezaste a subir de peso?

Todo empezó cuando cumplí 30 o cuando nació mi primer hijo o cuando cambié o empecé a trabajar, etc.

Esto es cierto en parte, pero nuestro metabolismo no cambia necesariamente con la edad o con los embarazos, sino con años de mantener esta alteración hormonal, llega un momento que nuestro cuerpo ya no puede compensar, a eso se puede sumar la edad o los embarazos o los cambios de estilos de alimentación.

Entonces, ¿Cuál es el primer paso?

Lo primero es determinar qué alteración hormonal –en caso esté presente- está produciendo tu mala relación con la comida y luego compensarla, por ejemplo, si tienes resistencia a la insulina aunque tengas la fuerza voluntad y la dieta más “sana y balanceada” solo te frustrarás si antes no has solucionado este problema.