Archivo de la etiqueta: bajar grasa

Exorcizando la grasa

Desde hace décadas nuestros sistemas de salud nos vienen dando sistemáticamente una serie de “recomendaciones saludables”, pero al parecer algo no debe estar funcionando bien, pues si bien tengo que reconocer que  cada día vivimos más, no es menos cierto que cada día vivimos más y más enfermos

¿Qué pasa con las recomendaciones de salud?

Esto me hace recordar la inocencia de muchos que, por ejemplo,  consideran que tener acceso a internet en sus celulares es un gran avance de la tecnología, cuando en realidad es una manera muy práctica de hacerlos “mejores empleados” al producir más y además  “mejores consumidores”, pero más felices y sanos? No, no lo creo, eso no es negocio.

Pero retomemos la primera pregunta, las recomendaciones que recibimos de nuestros sistemas de salud, ¿Están funcionando? ¿Es probable que no las estemos siguiendo de manera adecuada? O será que simplemente no son recomendaciones adecuadas, al menos, no para todos igual.

Atrapando la tortuga

Una de las recomendaciones de salud más lamentables que han quedado grabadas en el subconsciente colectivo es que para reducir el colesterol en sangre (lo mismo que para bajar de peso) es necesario reducir de manera importante el contenido de grasas en nuestra alimentación y mantener relativamente elevado nuestro consumo de carbohidratos “sanos” (55 – 60%).

 

 

detective-clipart1

 

Fundamento fisiológico básico y error garrafal multibillonario

En términos generales, para la elevación del colesterol en sangre (dislipidemias), es necesario sufrir de Resistencia a la Insulina (RI) y el principal estimulante de esta es el carbohidrato (papa, arroz, fideos, menestras, frutas, lácteos, tubérculos)!! Sí, los mismos alimentos que te recomiendan con sanos y te dicen fundamentales para mantenerte con vida!! Pero a la luz de las actuales evidencias son los principales causantes de RI y por lo tanto de dislipidemia, sobrepeso-obesidad, diabetes, hígado graso y un largo etc. La grasa (no frita) más bien tiene un efecto protector por el efecto incretina que tienen, pues activan la GLP-1 a nivel intestinal, que reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol bueno o HDL

El marketing y la pesadilla norteamericana

La conclusión, desde mi modesto entender, es que dentro de la visión de Salud-Enfermedad de nuestros “sistemas modernos” de salud, infestados por el marketing y la fiebre de “más gano mejor es mi negocio”, el sistema funciona a la perfección, pues se mantiene un mercado cautivo que consumirá cada año más y más medicamentos, más allá si esto es bueno o malo, no estoy en función de juez, la pregunta clave es, ¿Te está sirviendo? La respuesta cae como fruta madura….

 

 

Raúl Manrique Maidana

¿Por qué comiendo la mitad de lo que otros comen subo el doble?

Lo primero es comprender que tu sobrepeso u obesidad no tiene su origen en tu fuerza de voluntad, ni en tus hábitos alimentarios o de actividad física, ni en la falta de información sobre las calorías que se come o gasta; todo lo anterior es muy importante, pero no solucionará  el Sobrepeso-obesidad (décadas de intentos fallidos parecen comprobarlo).

El Verdadero Origen

El verdadero origen de tu sobrepeso-obesidad parece estar en la neuroquímica, que explica tu conducta con la comida. Una verdad más que evidente, es que no todas las personas que hacen dieta tienen ansiedad por los dulces y harinas, ni todas se estancan; tampoco todas comen cuando están deprimidas.

Entonces, ¿Cuál es el secreto? ¿Porqué comiendo lo mismo subo el doble de peso?

¿Con frecuencia sientes que la comida es como la medicina que te calma o reanima en momentos de estrés o tristeza? O tal vez que no comes en exceso y sin embargo tu peso sigue subiendo?

Todo esto se produce por alteraciones en la dopamina, serotonina, insulina, cortisol, leptina, adrenalina, noradrenalina, GABA y colecistoquinina. La relación entre estas y otras hormonas influyen de manera directa sobre tu hambre y velocidad de metabolismo. Si tu ánimo depende de la comida son por alteraciones en la dopamina, serotonina y/o GABA y si eres de las personas que a pesar de comer poco, todo lo convierten en grasa, eso se debe a alteraciones en la sensibilidad a la insulina y/o deficiencia de Leptina.

 

Por qué comiendo la mitad de lo que otros comen subo el doble

¿En qué momento empezaste a subir de peso?

Todo empezó cuando cumplí 30 o cuando nació mi primer hijo o cuando cambié o empecé a trabajar, etc.

Esto es cierto en parte, pero nuestro metabolismo no cambia necesariamente con la edad o con los embarazos, sino con años de mantener esta alteración hormonal, llega un momento que nuestro cuerpo ya no puede compensar, a eso se puede sumar la edad o los embarazos o los cambios de estilos de alimentación.

Entonces, ¿Cuál es el primer paso?

Lo primero es determinar qué alteración hormonal –en caso esté presente- está produciendo tu mala relación con la comida y luego compensarla, por ejemplo, si tienes resistencia a la insulina aunque tengas la fuerza voluntad y la dieta más “sana y balanceada” solo te frustrarás si antes no has solucionado este problema.